Category Archives: Leyenda tarahumara

La tragedia de basaseachic

La tragedia de basaseachic
La tragedia de basaseachic

Hace muchos, muchísimos siglos, cuando el mundo apenas se acababa de formar por arte y deseos de los dioses creadores, la región habitada por los indios tarahumaras estaba gobernada por un jefe llamado Candameña.

Este cacique tenía una hermosa hija de nombre Basaseachic. La jovencita era delgada como un junco, morena como el barro, de ojos negros y pelo lacio y fluido como el agua. Por estas razones Basaseachic tenía muchos pretendientes. Dado que Candameña era muy celoso de su hija, a todos los enamorados los sometías a difíciles pruebas para ser aceptados, nadie las pasaba. Pero en una ocasión se dio el caso que cuatro de ellos superaron con éxito las pruebas. Los afortunados se llamaban Carichi, El de las Filigranas de la Cara; Areponápuchi, El de Los Verdes Valles; Tónachi, el Señor de las Cimas; y Pamachi, El de Más Allá de las Barrancas. Ante la destreza de los jóvenes, y muy enojado, el padre de Basaseachic les impuso una prueba más. Tan terrible fue la dicha prueba que ocasionó la muerte de los cuatro galanes.

Al enterarse la muchacha de lo que había sucedido por la crueldad y los celos de su padre, afligida y desesperada, se arrojó al abismo en una enorme barranca. El brujo de la tribu inmediatamente llevó a cabo un acto de magia y transformó la caída de la joven en una bellísima cascada que nunca ha dejado de fluir hasta hoy en día.

Este fue el origen de la Cascada de Basaseachic, un salto de agua de doscientos cuarenta y seis metros de caída, situada en lo alto de la Sierra Madre Occidental en el Municipio de Ocampo, Chihuahua.

 Sonia Iglesias y Cabrera